Estamos en facebook | Estamos en twitter
Por tu salud

Platos calientes que precisan poca energía para su cocción

Se puede disminuir el gasto energético de nuestro hogar, y por tanto del mundo, escogiendo platos calientes que consumen menos energía

Si uno de nosotros disminuye la cantidad de energía que consume en su hogar, el impacto medioambiental de la decisión es mínimo. Sin embargo, si millones de personas realizan la misma acción, ello supondrá un ahorro energético gigantesco, por pequeño que sea el gesto a nivel individual. Por ello, vale la pena que nos planteemos en nuestro día a día la conocida frase “piensa en global, actúa el local”. Una de las mejores oportunidades para llevarlo a cabo la encontramos en nuestra cocina.

Tanto si la cocina funciona con gas como con energía eléctrica, una disminución en el tiempo que dedicamos a los procesos culinarios se traducirá en claros beneficios para el medio ambiente si muchos de nosotros implementamos esta sencilla acción.

A continuación detallamos cuatro ejemplos de platos que no requieren de mucho consumo, ideales para combinar sabor y salud. Todos tienen como base la verdura, para que, además, resulte más fácil equilibrar la dieta y cumplir la recomendación de “5 al día” (5 raciones de frutas y hortalizas al día). Recomendación que, a su vez, es respetuosa con el medio ambiente (consumir más carne de lo recomendado se traduce en un mayor impacto medioambiental).

Salteado de lentejas al curry

Cuando en casa cocinemos lentejas, ¿por qué no pensar en varios platos a la vez? Así, bastará que almacenemos las sobras en la nevera o en el congelador para elaborar con ellas distintos platos. En todo caso, puedes usar lentejas de bote, que deberás escurrir previamente.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 250 gramos de lentejas cocidas (pueden ser de bote)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Media cucharadita de curry

Elaboración:

Para este salteado basta calentar la sartén con un poco de aceite de oliva, saltear las lentejas unos pocos minutos y añadir una pizca de curry al final.

Espinacas a la catalana

Añadir ingredientes, saltear y servir: no puede ser más fácil, económico y rápido. Pero, además, resulta muy de nutritivo.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 500 gramos de espinacas
  • 30 gramos de pasas sin semillas
  • 30 gramos de piñones
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal yodada

Elaboración:

Solo hay que escaldar las espinacas en agua hirviendo (o cocer 5 minutos si son congeladas), mientras doras en una sartén con aceite de oliva, un par de dientes de ajo picados, 35 gramos pasas y 20 gramos piñones. Añadir a continuación las espinacas escurridas, rehogarlo todo junto unos minutos, añadir una pizca de sal yodada…y a disfrutar.

Crema de calabaza

Una receta barata, nada complicada y además deliciosa

Ingredientes (para 2 personas):

  • 400 gramos de calabaza
  • 200 gramos de patata
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de sal yodada

Elaboración:

Para elaborarla, cocinaremos en una olla Express durante 5 minutos las hortalizas peladas y cortadas en rodajas. Tras ello, las escurrimos y las trituramos con una batidora eléctrica para que nos quede una crema homogénea, y añadimos una pizca de sal yodada. Podemos decorar la crema con perejil picado, o añadirle costrones de pan frito.

Sopa de tomate

Esta irresistible receta popular andaluza es la prueba de que se puede cocinar un plato exquisito con un bajo impacto medioambiental.

Ingredientes (para 2 personas):

  • 65 gramos de pan del día anterior
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 350 gramos de tomate natural triturado
  • Una pizca de sal yodada

Elaboración:

Para elaborarla, doraremos en una sartén con aceite los pimientos y la cebolla troceados. En dos minutos añadiremos el tomate y lo dejaremos hervir durante 15 minutos más. A continuación pasaremos este sofrito por el pasapurés. El puré resultante lo cocinaremos en una cazuela a la que habremos añadido medio litro de agua. Lo dejamos hervir 5 minutos, con el pan cortado en dados, añadimos una pizca de sal yodada y ya podemos disfrutarlo.