Estamos en facebook | Estamos en twitter
Por tu salud

Consumir alimentos de temporada: ventajas económicas y saludables

Favorecer el consumo de alimentos de temporada ayuda al bolsillo y contribuye a que la dieta sea saludable.

Frutas y verduras de temporada: máximo sabor, color y olor

Imagen: John Proctor

Imagen: John Proctor

Tradicionalmente nuestra alimentación se ha basado en los alimentos de temporada, es decir, en los alimentos que en cada una de las estaciones del año se recolectaban. Ello favorecía el consumo ordenado de estos alimentos ya que en cuanto se obtenían se consumían, ya que era muy difícil comer sandía en enero y fresas en Navidad. Todo ello favorecía el consumo de frutas, hortalizas y verduras frescas con su máximo sabor, color, olor y su máxima calidad organoléptica y nutritiva. 

Sin embargo, la globalización, los avances técnicos y el desarrollo de la agricultura en el último siglo han sido los responsables de que a este nivel nuestros hábitos hayan cambiado, puesto que en estos momentos podemos encontrar casi cualquier tipo de fruta y verdura en cualquier época del año. No obstante, conviene tomar las frutas y verduras de temporada porque de esta manera no solo favorecemos a nuestro bolsillo, sino que también contribuimos a asegurar la variedad y el equilibrio de nuestra dieta.

Su lugar en la dieta

En este sentido hay que recordar que el consumo de frutas y verduras es imprescindible en nuestra alimentación, y para que nuestra dieta sea equilibrada debería contener 2 raciones de verduras u hortalizas diarias y al menos 2-3 raciones de fruta al día. Por otra parte, el consumo de alimentos de temporada asegura la variedad de nuestra dieta y evita que acabemos consumiendo siempre los mismos alimentos.
Así pues, si queremos favorecer el consumo de temporada deberíamos escoger:

  • FRUTAS:
    • Otoño: pera, manzana, caqui, mandarina, granadas, naranjas, kiwis y uvas
    • Invierno: naranjas, mandarinas, kiwis, limones y manzana.
    • Primavera: limones, naranja, fresa, níspero, albaricoques y cerezas.
    • Verano: cerezas, uvas, melocotón, ciruela, peras, sandía, uva, melón y manzana.
    • Todo el año: plátanos.
  • VERDURAS Y HORTALIZAS:
    • Otoño: calabaza, calabacín, berenjena, pimiento, zanahoria, puerro, acelgas, coliflor, lechuga, col, espinacas, y apio.
    • Invierno: acelgas, apio, espinacas, zanahoria, brócoli, coliflor, puerros, escarola, lechuga, nabos y alcachofas.
    • Primavera: brócoli, espinacas, coliflor, alcachofas, espárragos, lechuga, cebolla, calabacín, pimientos y tomate.
    • Verano: lechuga, tomate, cebolla, zanahoria, berenjena, calabacín pimiento, pepino, calabaza y ajos.

Para más información consulte estas guías prácticas de frutas y verduras.