Estamos en facebook | Estamos en twitter
Por tu salud

Cómo conservar de forma apropiada los lácteos

No es aconsejable que los alimentos elaborados con lácteos estén a temperatura ambiente mucho tiempo, ya que ello fomenta la proliferación de microorganismos

Son muchos los yogures, batidos y platos elaborados con leches y pastas que acaban en la basura porque no los hemos conservado de la forma adecuada. Además, ello supone un grave riesgo par nuestra salud. Así, el servicio MedlinePlus, perteneciente a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, detalla que una de las principales causas de intoxicación alimentaria se origina a causa de ingerir productos lácteos mal conservados. Vale la pena tener en cuenta una serie de reflexiones para evitar que estos alimentos supongan un riesgo en nuestro hogar.

¿Qué es una intoxicación alimentaria?

La intoxicación alimentaria engloba a cualquier reacción adversa que ocurre en nuestro organismo a causa de la ingesta de alimentos o agua con altas dosis de bacterias, parásitos, virus o toxinas producidos por estos microorganismos. La mayoría de los casos de intoxicación alimentaria se dan a raíz de bacterias comunes como el Staphylococcus aureus o la Escherichia coli (E. coli.).

¿Puede el Staphylococcus aureus estar presente en los lácteos?

Sí puede. Los lácteos que no han seguido una buena manipulación están implicados en la propagación de este microorganismo, entre otros. Nuestra cocina debe ser un lugar limpio, para evitar la proliferación de microorganismos, por lo que evitaremos el contacto entre los alimentos crudos y los cocinados. Los objetos que utilicemos para manipular los alimentos (cuchillos, tablas, superficies, trapos, etc.) deben lavarse antes y después de cada uso.

¿Qué síntomas presenta la intoxicación con Staphylococcus aureus?

Este microorganismo, conocido como “el patógeno de los manipuladores”, está muy implicado en intoxicaciones alimentarias. Produce efectos agudos y aparatosos, pero, por suerte, suelen remitir de forma rápida. Los síntomas, que aparecen entre las 2 y las 12 horas después de la ingestión de la toxina que genera el patógeno, incluyen vómitos intensos e incontrolados, que tienden a remitir en unas 24 horas.

Si vamos a consumir el alimento en breve debe saber que…

No es aconsejable que los alimentos elaborados con lácteos estén a temperatura ambiente mucho tiempo, ya que ello fomenta la proliferación de microorganismos. Estos crecerán de forma rápida y se multiplicarán (bastan unos pocos minutos para que su número aumente de forma exponencial, sobre todo en verano).

Si vamos a tardar unos pocos días en consumir el alimento…

Si no los vamos a consumir en unas horas, debemos mantenerlos refrigerarlos a una temperatura inferior a los 5 º C. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, junto con la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, detalla que los alimentos elaborados con lácteos pueden estar en nuestra nevera un máximo de 5 días. Etiquetaremos el recipiente en que hayamos almacenado nuestro alimento, para evitar despistes.

Si vamos a tardar muchos días en consumir el alimento.

Cuando sabemos que tardaremos más de 5 días en consumir nuestro alimento elaborado con productos lácteos, debemos congelarlo. Nuestro congelador debe estar a -18ºC o menos. La congelación tiene un efecto mínimo sobre la calidad nutricional de los alimentos.

La clave: prevenir.

Los microorganismos que se reproducen en los alimentos elaborados con lácteos estarán en una menor cantidad si seguimos unos pocos consejos, fáciles de recordar e implementar:

  • Lavarse bien las manos. Si se ensucian durante cualquier momento en el que manipulemos los alimentos, las lavaremos de nuevo.
  • Mantener limpias las superficies donde vayamos a preparar los alimentos.
  • Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos.
  • Usar ropa limpia al cocinar y cocinar con el pelo recogido.
  • No estornudar o toser sobre los alimentos.
  • Cambiar de forma periódica los paños de cocina y mantenerlos siempre limpios.
  • Limpiar la cocina a diario. Las basuras deben mantenerse en recipientes tapados y limpios.